The piano has been drinking…not me

Dos noticias jazzísticas y bohemias:

Hace un tiempo (para mí hace siglos aunque sé que estoy exagerando), me pidieron que realizara un documental sobre uno de los locales más especiales que hay en Granada: Bohemia Jazz Café. Este lugar ha sido el refugio de las mejores conversaciones que he tenido en mi vida. Allí he conocido (conocer no es encontrarse por primera vez) a personas que me han ayudado, que me han cambiado la forma de ver las cosas, que me han enamorado, que me han dejado…

Todas las veces que tomé un café o un té (u otras especialidades…) en este sitio fueron únicas y me hicieron sentir que no estoy solo…

Allí rodé algunas escenas de mi primer cortometraje. 

Como algunos de vosotros sabéis, ahora estoy más dentro de ese sitio que nunca, y cada vez van naciendo más lazos que me unen a él. Hace poco, aquel encargo que yo pensé que era algo abstracto, se ha empezado a hacer concreto. He retomado mis ideas y he decidido comenzar mi homenaje a este lugar. Tengo libertad total para realizar lo que quiera, así que no esperéis un documental al uso… de hecho no esperéis nada que hayáis visto antes. ¿Estoy siendo demasiado pretencioso?… (sonrisa irónica). 

No tengo fechas ni muchas cosas que decir aún, ya que todavía estoy desarrollando el trabajo por escrito. Esto es todo lo que que puedo adelantaros:

1) Tendrá mucha conexión con mi siguiente gran proyecto: “Completely Different”

2) El título provisional es “The piano has been drinking”. Los que no sepan por qué deberían escuchar más buena música.

3) Como siempre, necesitaré grandes profesionales para el proyecto, así que espero vuestra colaboración.

 

Y la segunda noticia es que mi nuevo yo, un tal Paul O´Dreams que cree que es invisible y que puede destruir la realidad, se ha hecho pianista. El mismo local del que os hablaba está a punto de abrir una nueva guarida, que también se llamará Bohemia Jazz Café, y Paul ha convencido al dueño de que puede ambientar a los tertulianos con algo de música de piano sacada de su propia cosecha y de las grandes bandas sonoras desconocidas de la historia del cine. Tampoco tengo fechas ni puedo daros la dirección exacta, pero pronto podréis asistir a las sesiones musicales del viejo señor O´Dreams. Se admiten abucheos, pero recordad… es el piano el que está bebiendo, no yo.   

Anuncios

~ por pablobullejos en febrero 11, 2007.

 
A %d blogueros les gusta esto: